Una Mujer Soltera Viviendo para la Gloria de Dios

Publicado el

Por Evelyn Calcaño

1.-¿ES MALO ESTAR SOLTERA? ¿ES OBLIGATORIO TENER UN ESPOSO?

No, no es malo estar soltera, todos los estados de las mujeres, casadas, solteras, divorciadas y viudas están bajo el control absoluto de nuestro Dios. El está sentado sobre el círculo de la tierra y nos tiene en sus manos. ¿Por qué cargarnos, llenarnos de ansiedad, preocuparnos, sentir autocompasión de nosotros mismos, cuando Dios es el que se ha encargado de permitir que estemos en el estado en el que nos encontramos?

Veamos algunos ejemplos bíblicos:

Rebeca es un excelente ejemplo bíblico de una mujer soltera, la Biblia nos dice en Génesis 24 que Rebeca  era una joven mujer de servicios, trabajadora, no hacia acepción de personas. Era familiar, compartía con su familia, era diligente y  hospedadora.

Tamar, fue otro ejemplo de una soltera dispuesta, servicial. De la historia de Tamar podemos tomar la parte buena, ella fue sumisa a su padre, servicial con su hermano que estaba enfermo, podemos ver su disposición, su pureza al querer guardarse cuando su medio hermano Amnon, quiso acostarse con ella. Ella era una virgen. 2 Samuel 13.

Cuando somos solteras nuestro comportamiento es observado tanto por los casados como por los solteros.

Debemos ser cuidadosas, cautelosas, dependientes de Dios, no ser presuntuosas, aunque poseamos demasiado. Lo hermoso y bueno siempre es sencillo y no se exhibe demasiado, no alardea. Dios quiere de nosotras un carácter firme en El, sin doblez que al ser observadas por otros, la gracia de Dios se vea reflejada en nuestras vidas.

Veamos algunos ejemplos de mujeres que fueron observadas:

Rebeca

Dice Génesis 24: 21 “y el hombre estaba maravillado de ella, callando”. Rebeca  fue observada por el hombre que iba a decidir si ella sería la  esposa de Isaac. Ella no sabía que estaba siendo observada, no sabía el trasfondo de quién la estaba observando y quien era que le estaba pidiendo agua. 

Ruth

Ruth es otro ejemplo de joven humilde, sencilla, dependiente  de Dios, aun a pesar de su edad, sujeta a la autoridad que tenía en ese momento, su suegra Noemí. Era trabajadora, diligente mujer de fe, prudente y también fue observada por otros, por los del pueblo, por los espigadores, fue observada por Booz.

Ella fue observada de manera especial por Booz dice Ruth 2:5-11.

Booz la observó e investigó, indagó acerca de ella, todo lo que se decía de esta soltera y viuda era bueno.

Esther

En Esther 2: 8-10, Esther fue observada por Hegai y halló gracia delante de él. Nunca exigió nada cuando estuvo en el palacio, no se involucró en competir con las otras mujeres que fueron llevadas al igual que ella al palacio, ella se dejó llevar en todo de Hegai. Ella no compitió. La historia de Esther nos dice que no exigió nada, fue sumamente discreta, humilde, sumisa.  Supo orar y ayunar en los momentos más difíciles de su vida.

Estos versículos del capítulo 2 de Esther  nos indican que Esther era muy prudente y discreta. Ella era una joven soltera, virgen que se guardó para cuando Dios le mostrara su voluntad acerca de su esposo.

Debemos aprender de Esther su discreción y prudencia. No era vanidosa, ella no solicitó, nada  Hegai  ella decía y hacía lo que Hagai, el guarda de las mujeres del Rey le decía. Fue muy sabia.

Marta y María, otros dos ejemplos de solteras que fueron observadas. Leamos en Lucas 10: 38 – 42  vemos el ejemplo de María la Hermana de Lázaro. María fue observada y resaltada por nuestro señor Jesucristo. Qué maravilloso. María siempre estuvo a los pies del Señor.

Ejemplo de Martha la hermana  de Lázaro y María. Martha también fue observada por el señor Jesucristo, pero Jesús le llamó la atención diciéndole, en Lucas 10:41 “Martha, Martha afanada y turbada estás con muchas cosas”. Dios nos observa y usa otras personas para llamarnos la atención, para exhortarnos,  para hablarnos, para corregirnos, para que nos enfoquemos en lo que debemos estar enfocadas.

También está el ejemplo de las cuatro hijas de Felipe, el evangelista mencionado en el libro de los Hechos capítulo 21:9; dice este breve versículo que eran jóvenes doncellas y que servían a Dios, eran profetizas, me imagino que eran jóvenes vírgenes y temerosas de Dios y si fueron mencionadas en la Biblia era porque Dios quería que las tuviéramos como ejemplo de mujeres solteras piadosas. Dios nos ha dejado muchos ejemplos de mujeres solteras en la Biblia. “Qué sabio es Nuestro Gran Dios”.

Al ver estos ejemplos, nos podemos identificar con algunas de estas mujeres, y que según el testimonio de la Palabra algunas de ellas se casaron, y se casaron según la voluntad de Dios, todas tenían en común que amaban a Dios y tenían temor de El. Dios tenía un plan para cada una de ellas en circunstancias diferentes, y vemos que esperaban en Dios y Dios las bendijo en sus diferentes circunstancias y las usó para sus propósitos.

Ellas son mencionadas y resaltadas como mujeres extraordinarias de la Biblia.

Nuestro Señor tiene un mensaje para nosotras al mencionar estas mujeres en la Biblia. Dios quiere que aprendamos de cada una de ellas, ya que ellas  nos enseñan algo de su carácter.

Debemos aprovechar nuestra soltería, invirtiendo para nuestro Dios, aprovechando nuestro tiempo, ahorrando, aprendiendo a cocinar, sirviendo a otros ayudando a otros, hay muchas cosas que podemos hacer en el Señor y aprender en nuestra soltería.

No es malo estar solteras, es un estado que Dios creó y el desea que le glorifiquemos en el estado en el que el nos ha puesto.

Muchas veces anhelamos lo que otras mujeres casadas tienen y a su vez estas mujeres casadas anhelan lo que nosotros tenemos y hacemos.

Las mujeres deberíamos tener un corazón agradecido a Dios y llevarnos de El cada día, para vivir un día a la vez en el poder de su fuerza, esforzándonos cada día en SER más que en HACER.  Dios se encargará de todo el resto, El nos dará el compañero que él tiene para nosotras en su voluntad, y en su tiempo. Todo en el tiempo de Dios es hermoso.

Las solteras somos en la Iglesia y para el mundo que nos rodea hermosas flores que esparcimos una hermosa aroma, pero si nos amargamos no vamos a expandir fragancia a nuestro alrededor.

Dios nos llama a glorificarle con nuestro estado de solteras y a colocarnos, justamente en su voluntad, El hará el resto.

Rindámonos a El, vivamos a sus pies, gozosas y veremos aun grandes cosas. Ánimo, Dios está de nuestro lado. Leer Isaías 54.

54:1 ALÉGRATE, oh estéril, la que no paría; levanta canción, y da voces de júbilo, la que nunca estuvo de parto: porque más son los hijos de la dejada que los de la casada, ha dicho Jehová.

54:2 Ensancha el sitio de tu cabaña, y las cortinas de tus tiendas sean extendidas; no seas escasa; alarga tus cuerdas, y fortifica tus estacas.

54:3 Porque á la mano derecha y á la mano izquierda has de crecer; y tu simiente heredará gentes, y habitarán las ciudades asoladas.

54:4 No temas, que no serás avergonzada; y no te avergüences, que no serás afrentada: antes, te olvidarás de la vergüenza de tu mocedad, y de la afrenta de tu viudez no tendrás más memoria.

54:5 Porque tu marido es tu Hacedor; Jehová de los ejércitos es su nombre: y tu redentor, el Santo de Israel; Dios de toda la tierra será llamado.

54:6 Porque como á mujer dejada y triste de espíritu te llamó Jehová, y como á mujer moza que es repudiada, dijo el Dios tuyo.

54:7 Por un pequeño momento te dejé; mas te recogeré con grandes misericordias.

54:8 Con un poco de ira escondí mi rostro de ti por un momento; mas con misericordia eterna tendré compasión de ti, dijo tu Redentor Jehová.

54:9 Porque esto me será como las aguas de Noé; que juré que nunca más las aguas de Noé pasarían sobre la tierra; así he jurado que no me enojaré contra ti, ni te reñiré.

54:10 Porque los montes se moverán, y los collados temblarán; mas no se apartará de ti mi misericordia, ni el pacto de mi paz vacilará, dijo Jehová, el que tiene misericordia de ti.

54:11 Pobrecita, fatigada con tempestad, sin consuelo; he aquí que yo cimentaré tus piedras sobre carbunclo, y sobre zafiros te fundaré.

54:12 Tus ventanas pondré de piedras preciosas, tus puertas de piedras de carbunclo, y todo tu término de piedras de buen gusto.

54:13 Y todos tus hijos serán enseñados de Jehová; y multiplicará la paz de tus hijos.

54:14 Con justicia serás adornada; estarás lejos de opresión, porque no temerás; y de temor, porque no se acercará á ti.

54:15 Si alguno conspirare contra ti, será sin mí: el que contra ti conspirare, delante de ti caerá.

54:16 He aquí que yo crié al herrero que sopla las ascuas en el fuego, y que saca la herramienta para su obra; y yo he criado al destruidor para destruir.

54:17 Toda herramienta que fuere fabricada contra ti, no prosperará; y tú condenarás toda lengua que se levantare contra ti en juicio. Esta es la heredad de los siervos de Jehová, y su justicia de por mí, dijo Jehová.

Este texto es hermoso, y Dios nos promete acompañarnos en nuestra soltería, dice el versículo 4 que no debemos temer, no seremos confundidas, no debemos avergonzarnos de nuestra condición ni permitir que nadie con avergüence. Tenemos un hacedor que es Nuestro Gran Dios, Jehová de los ejércitos,  nuestro Redentor, El está con nosotras, El está de nuestro lado.

Amadas hermanas, Dios en verdad no hace acepción de personas, sino que en toda nación se agrada del que teme y hace justicia. Hech. 34b y 35

¿Es obligatorio tener un esposo?

No, no es obligatorio tener un esposo si fuera obligatorio muchas de nosotras no estuviéramos solteras y la Palabra no resaltaría a mujeres solteras que esperaron en Dios. También si fuera obligatorio ¿A qué edad específica nos casaríamos? ¿Existiría esa edad? Por supuesto que no.

Dios no se equivoca. Las que estamos solteras, lo estamos porque Dios lo ha permitido; en su soberanía El lo ha planeado. Mantengámonos firmes y apegadas a Dios. No nos desanimemos, no todo es estar casadas.

La felicidad nuestra no depende de tener un esposo a nuestro lado. No forcemos las cosas, no forcemos a Dios, antes bien descansemos en El, rindámonos a El. Esperemos en El.

Dice 1 Corintios 7: 24 – 25  “Cada uno, hermanos, en el estado en que fue llamado, así permanezca para con Dios.

En cuanto a las vírgenes no tengo mandamiento del Señor, más doy mi parecer, como quien ha alcanzado misericordia del Señor para ser fiel”.

El Apóstol Pablo habla a los solteros para que se gocen en agradar al Señor en su soltería y enfatiza que cuando se es soltero podemos servir mejor y sin mayores obstáculos al Señor.

Con esto no digo que no se casen si Dios les envía un compañero. No dejen de orar tampoco para que Dios les envíe su esposo. Oren y procuren estar en el centro de la voluntad de Dios, pero tomen en cuenta y muy en serio lo que dice Pablo, en el estado en el que hemos sido llamadas, seamos fieles a Dios y glorifiquémosle a El, esperemos que El sea el que cambie nuestro estado de soltera para su gloria. Dios nos ama hermanas y somos como la niña de sus ojos.

2) COMO MANEJAR LA SOLEDAD

¿Qué es la soledad?

La soledad está muy relacionada con la pérdida de relaciones con ese conjunto de personas significativas en la vida del individuo y con las que se interactúa de forma regular. La definición más común de la soledad es la de carencia de compañía y que se tiende a vincular con estados de tristeza, desamor y negatividad, obviando los beneficios que una soledad ocasional y deseada puede reportar.

La soledad puede convertirse en positiva si la interpretamos como oportunidad para aprender a vivir el dolor sin quedarnos bloqueados. También la soledad  es positiva cuando la usamos para generar recursos y habilidades para continuar transitando satisfactoriamente por la vida. Debemos aprender a interiorizar y controlar el dolor, haciéndolo parte  inherente a la vida, aprendiendo a no temerle y a no mantenernos al margen del sufrimiento como si de una debilidad o incapacidad se tratara. Quien sabe salir del dolor está preparado para disfrutar a plenitud los momentos venideros.

Dios nos mueve muchas veces a la soledad, para que El de manera personal pueda curar nuestras heridas, trabajar en nuestro carácter, para fortalecernos, para cambiarnos, para renovar nuestra mente y nuestro espíritu, para enfocarnos hacia donde El nos quiere dirigir.

Debemos aprovechar la soledad para escuchar a Dios y  para dejarnos cambiar, Dios desea lo mejor para nosotras y lo mejor de nosotras.

Muchas veces Dios nos aísla socialmente con el propósito de que no dependamos de los demás y sí dependamos de El solamente, en un cien por ciento (100%). Cuando Dios nos llama a la soledad, El nos llama de manera transitoria. Dios no nos quiere dañar, El nos quiere sanar, fortalecer. El permite esa soledad transitoria en nuestra vida para que reflexionemos en qué punto nos encontramos. El quiere que nos conozcamos a fondo y que le conozcamos a El de manera personal y especial y para que nos encontremos sinceramente con nuestra propia identidad.

Es conveniente que, en ocasiones, optemos por la soledad. Es en la soledad donde Dios es un experto en tratar con nosotras.

¿Qué cosas nos pueden llevar a la soledad?

•La pérdida de un trabajo

•La pérdida de nuestros padres

•Cambio de iglesia

•El separarnos o no involucrarnos con un grupo de mujeres o de jóvenes adultos mixto, contemporáneo a nuestra edad que sirva de apoyo emocional y social.

•Un divorcio a temprana edad.

•Término de una relación de noviazgo

•Ser demasiado independientes

•Mudarse sola.

Durante una de mis citas pastorales  yo le decía al pastor cómo me estaba sintiendo  en esos últimos meses y le decía que me sentía sola.

El me ayudó a enfocarme, llegué a pensar que mi soledad sólo sería aliviada si me casaba. Pero el me dijo: “tienes muchos amigos, ministerios y actividades, eres simpática, mucha gente te quiere, cómo es que te sientes sola, muchas jóvenes solteras quisieran ser como tú”. En verdad me puso a pensar en todas las cosas que Dios me había dado, una buena iglesia, ministerios en los que aportaba grupo de mujeres de apoyo, estudio de libros y de la Biblia, trabajo, Dios había sido bueno conmigo, muy bueno conmigo y lo es ahora.

Mencioné anteriormente una lista de sucesos y circunstancias que nos pueden llevar a sentirnos sola y esto ocurre cuando no canalizamos y enfocamos correctamente estas cosas en nuestra vida, a través de los lentes de Dios.

Debemos tener cuidado de no perder nuestra perspectiva bíblica y enfoque en Dios y manejar las circunstancias con la perspectiva correcta y manteniéndonos apegadas a nuestro Señor, ya que separadas de El, nada podemos hacer. Solo de esta forma es que podemos manejarnos adecuadamente en la soledad. Dios nos manda, nos exhorta y  requiere que hagamos todo para su gloria.

Al tomar decisiones acerca de la lista que mencionamos al inicio del capítulo, debemos examinar con cuidado nuestro corazón, para ver la motivación correcta y ver si nos estamos moviendo hacia el camino del deber que es el lugar más seguro,  y si estamos tomando en cuenta los principios de la Palabra de Dios.

Dios siempre tiene un hermoso propósito en permitir ciertas circunstancias en nuestras vidas para madurarnos y glorificarse en nosotros.  Romanos 8:28 nos dice: “Y Sabemos que a los que aman a Dios todas las cosas, las cosas buenas y aun las cosas desagradables, el dolor (La pérdida de un trabajo, la pérdida de nuestros padres, Cambio de iglesia , el separarnos o no involucrarnos con un grupo de mujeres o de jóvenes adulto mixto contemporáneo a nuestra edad que sirva de apoyo emocional y social, un divorcio a temprana edad, término de una relación de noviazgo, ser demasiado independientes , el mudarnos sola, es decir vivir solas, etc.) ayudarán a bien”.

Otras veces sufrimos soledad a consecuencia de nuestros pecados y de malas decisiones que hemos tomado, por desesperarnos, por cruzar líneas que no debimos cruzar y también sufrimos y sentimos soledad a consecuencia del pecado de otros.

Ejemplo: Amnon y Tamar. 2 Samuel 13

En esta historia vemos la manipulación y los deseos pecaminosos de Amnon, también se llevó de un mal consejo, el consejo de un amigo y siervo de el. El no tomó en cuenta las reglas, no tuvo temor de Dios y no tuvo respeto hacia Tamar. Los solteros deben saber con quienes se juntan y de quienes reciben el consejo. Solteras debemos ser sabias y prudentes, aprender y a la vez pedirle al Señor que nos ayude a ver el mal. Tamar nunca se imaginó que su medio hermano haría eso con ella, que la lastimaría y pecaría contra ella. No nos quedemos sola con ningún varón en una oficina, cuarto o lugar, seamos cuidadosas y cautelosas y más si sabes que eres de hermoso parecer y atractiva. Veamos el texto.

13:1 ACONTECIÓ después de esto, que teniendo Absalom hijo de David una hermana hermosa que se llamaba Thamar, enamoróse de ella Amnón hijo de David.

13:2 Y estaba Amnón angustiado hasta enfermar, por Thamar su hermana: porque por ser ella virgen, parecía á Amnón que sería cosa dificultosa hacerle algo.

13:3 Y Amnón tenía un amigo que se llamaba Jonadab, hijo de Simea, hermano de David: y era Jonadab hombre muy astuto.

13:4 Y éste le dijo: Hijo del rey, ¿por qué de día en día vas así enflaqueciendo? ¿no me lo descubrirás á mí? Y Amnón le respondió: Yo amo á Thamar la hermana de Absalom mi hermano.

13:5 Y Jonadab le dijo: Acuéstate en tu cama, y finge que estás enfermo; y cuando tu padre viniere á visitarte, dile: Ruégote que venga mi hermana Thamar, para que me conforte con alguna comida, y aderece delante de mí alguna vianda, para que viendo yo, la coma de su mano.

13:6 Acostóse pues Amnón, y fingió que estaba enfermo, y vino el rey: á visitarle: y dijo Amnón al rey: Yo te ruego que venga mi hermana Thamar, y haga delante de mí dos hojuelas, que coma yo de su mano.

13:7 Y David envió á Thamar á su casa, diciendo: Ve ahora á casa de Amnón tu hermano, y hazle de comer.

13:8 Y fué Thamar á casa de su hermano Amnón, el cual estaba acostado; y tomó harina, y amasó é hizo hojuelas delante de él, y aderezólas.

13:9 Tomó luego la sartén, y sacólas delante de él: mas él no quiso comer. Y dijo Amnón: Echad fuera de aquí á todos. Y todos se salieron de allí.

13:10 Entonces Amnón dijo á Thamar: Trae la comida á la alcoba, para que yo coma de tu mano. Y tomando Thamar las hojuelas que había aderezado, llevólas á su hermano Amnón á la alcoba.

13:11 Y como ella se las puso delante para que comiese, él trabó de ella, diciéndole: Ven, hermana mía acuéstate conmigo.

13:12 Ella entonces le respondió: No, hermano mío, no me hagas fuerza; porque no se ha de hacer así con Israel. No hagas tal desacierto.

13:13 Porque, ¿dónde iría yo con mi deshonra? Y aun tú serías estimado como uno de los perversos en Israel. Ruégote pues ahora que hables al rey, que no me negará á ti.

13:14 Mas él no la quiso oir; antes pudiendo más que ella la forzó, y echóse con ella.

13:15 Aborrecióla luego Amnón de tan grande aborrecimiento, que el odio con que la aborreció fué mayor que el amor con que la había amado. Y díjole Amnón: Levántate y vete.

13:16 Y ella le respondió: No es razón; mayor mal es éste de echarme, que el que me has hecho. Mas él no la quiso oir:

13:17 Antes llamando su criado que le servía dijo: Echame ésta allá fuera, y tras ella cierra la puerta.

13:18 Y tenía ella sobre sí una ropa de colores, traje que las hijas vírgenes de los reyes vestían. Echóla pues fuera su criado, y cerró la puerta tras ella.

13:19 Entonces Thamar tomó ceniza, y esparcióla sobre su cabeza, y rasgó su ropa de colores de que estaba vestida, y puestas sus manos sobre su cabeza, fuése gritando.

13:20 Y díjole su hermano Absalom: ¿Ha estado contigo tu hermano Amnón? Pues calla ahora, hermana mía: tu hermano es; no pongas tu corazón en este negocio. Y quedóse Thamar desconsolada en casa de Absalom su hermano.

13:21 Y luego que el rey David oyó todo esto, fué muy enojado.

13:22 Mas Absalom no habló con Amnón ni malo ni bueno, bien que Absalom aborrecía á Amnón, porque había forzado á Thamar su hermana.

13:23 Y aconteció pasados dos años, que Absalom tenía esquiladores en Bala-hasor, que está junto á Ephraim; y convidó Absalom á todos los hijos del rey.

13:24 Y vino Absalom al rey, y díjole: He aquí, tu siervo tiene ahora esquiladores: yo ruego que venga el rey y sus siervos con tu siervo.

13:25 Y respondió el rey á Absalom: No, hijo mío, no vamos todos, porque no te hagamos costa. Y aunque porfió con él, no quiso ir, mas bendíjolo.

13:26 Entonces dijo Absalom: Si no, ruégote que venga con nosotros Amnón mi hermano. Y el rey le respondió: ¿Para qué ha de ir contigo?

13:27 Y como Absalom lo importunase, dejó ir con él á Amnón y á todos los hijos del rey.

13:28 Y había Absalom dado orden á sus criados, diciendo: Ahora bien, mirad cuando el corazón de Amnón estará alegre del vino, y en diciéndoos yo: Herid á Amnón, entonces matadle, y no temáis; que yo os lo he mandado. Esforzaos pues, y sed valientes.

13:29 Y los criados de Absalom hicieron con Amnón como Absalom lo había mandado. Levantáronse luego todos los hijos del rey, y subieron todos en sus mulos, y huyeron.

13:30 Y estando aún ellos en el camino, llegó á David el rumor que decía: Absalom ha muerto á todos los hijos del rey, que ninguno de ellos ha quedado.

13:31 Entonces levantándose David, rasgó sus vestidos, y echóse en tierra, y todos sus criados, rasgados sus vestidos, estaban delante.

13:32 Y Jonadab, hijo de Simea hermano de David, habló y dijo: No diga mi señor que han muerto á todos los jóvenes hijos del rey, que sólo Amnón es muerto: porque en boca de Absalom estaba puesto desde el día que Amnón forzó á Thamar su hermana.

13:33 Por tanto, ahora no ponga mi señor el rey en su corazón esa voz que dice: Todos los hijos del rey son muertos: porque sólo Amnón es muerto.

13:34 Absalom huyó luego. Entre tanto, alzando sus ojos el mozo que estaba en atalaya, miró, y he aquí mucho pueblo que venía á sus espaldas por el camino de hacia el monte.

13:35 Y dijo Jonadab al rey: He allí los hijos del rey que vienen: es así como tu siervo ha dicho.

13:36 Y como él acabó de hablar, he aquí los hijos del rey que vinieron, y alzando su voz lloraron. Y también el mismo rey y todos sus siervos lloraron con muy grandes lamentos.

13:37 Mas Absalom huyó, y fuése á Talmai hijo de Amiud, rey de Gessur. Y David lloraba por su hijo todos los días.

13:38 Y después que Absalom huyó y se fué á Gessur, estuvo allá tres años.

13:39 Y el rey David deseó ver á Absalom: porque ya estaba consolado acerca de Amnón que era muerto.

Cada uno de ellos sufrieron las consecuencias de su simpleza Amnón sufrió y  pagó de mala manera por haber pecado contra Tamar;  y Tamar sufrió por el pecado de Amnon contra ella.

Cuando no manejamos bien la soledad,  nos desenfocamos y podemos sufrir las consecuencias de malas decisiones e influencias.

La soledad produce:

•Vulnerabilidad

•Depresión

•Dependencia de otras personas

•Inestabilidad emocional

•Nos lleva a cometer pecados que solo Dios conoce

La soledad es buena cuando Dios es el centro y cuando nuestra soledad tiene un objetivo: por ejemplo tener un tiempo de receso en todas las actividades para escuchar a Dios y fortalecernos. Es mejor caminar con Dios en la oscuridad que caminar solas o acompañadas  en la luz.

¿Qué podemos hacer en nuestra soltería después de los 30?

1)Ser parte de un grupo de estudio de la palabra o de un libro, lo cual será de apoyo.

2)Sacar tiempo para escuchar a Dios y estudiar su palabra y memorizarla.

3)Buscar la manera de servir: visitando enfermos, llamando y alentando a personas en aflicción.

4)Ser parte de un grupo de misiones.

5)Tener tiempo con nuestra familia (primos, sobrinos, hermanos, nuestros padres).

6)Tener tiempo de comunión con las hermanas de la iglesia.

7)Participar en eventos con jóvenes, retiros de jóvenes, retiros de mujeres.

8)Ser parte de un ministerio.

9)Ahorrar e invertir con nuestro dinero.

10)Ofrendar de manera especial para la obra.

11)Servir al Señor y a nuestro país a través de nuestra profesión u ocupación haciéndolo con excelencia.

El estado de soltería nos permite hacer muchas cosas. Debemos programarnos de tal manera que honremos a Dios manteniendo una vida disciplinada y ordenada. Si Dios nos llama “en nuestro estado de soltería debemos estar preparadas, para que Dios nos pueda decir como le dijo al siervo fiel y diligente en Mateo 25:21 “Bien, buen siervo y fiel; sobre poco has sido fiel, sobre mucho te pondré; entra en el gozo de tu señor”.

Nuestra felicidad, bienestar y estabilidad, nuestro futuro, no depende de un esposo, depende de Dios absolutamente. Un esposo es un complemento, es una dádiva y don perfecto que desciende de lo alto, depende de Dios y de  si es Su voluntad que lo tengamos o no. Dios es fiel y El sabe lo que es mejor para nosotras. Eso no significa que no nos preparemos como mujeres de hogar, que seamos mujeres castas y prudentes, sumisas, con un espíritu afable y apacible, que aprendamos a manejar un hogar, hacer un menú, saber ir al supermercado, hacer una compra, organizar una despensa, llevar un presupuesto, pagar las cuentas y llevar facturas, etc.

Ah! Tampoco significa que no debemos orar por un compañero. Debemos orar, pero descansando en el señor y sin estar llenas de ansiedad, siempre gozosas, esperando en Dios, estando en nuestro lugar, siempre prudentes y cuidadosas. Debemos recordar que no debemos comprar lo que el mundo está vendiendo, que las mujeres deben iniciar, que deben buscar.  NO. Debemos esperar, estar dispuestas, hermosas y disponibles.

Si evaluamos detenidamente nuestras vidas, al hacerlo te recomiendo hacer una lista de todas las cosas que Dios te ha dado, yo hice la mía. Verás que Dios te ha permitido hacer muchas cosas y tener muchas cosas, amigos, familia, ministerio, trabajo, actividades, cosas materiales, etc. Tal vez, lo único que entendemos que Dios no nos ha dado, es un esposo. Hermanas valemos mucho y por un esposo no debemos deprimirnos, amargarnos, aburrirnos, ya hablaremos más adelante de todas las cosas que podemos hacer como solteras y qué podemos ganar.

3) ¿QUE ACERCA DE NUESTRAS EMOCIONES?

¿Qué son las emociones?

¿Para qué son las emociones?

Dios nos creó con mente, intelecto – Voluntad, emociones. Eso significa que las emociones juegan su papel en nuestras vidas. Pero no debemos vivir nuestra vida basándonos solamente en lo que sentimos, porque si es así, nunca avanzaremos ni maduraremos al nivel que Dios nos requiere y demanda.

Veamos el siguiente cuadro:

Veamos el siguiente cuadro:

EVENTOS PENSAR Y OBSERVAR

ACCIONAR REFLEXIONAR

En esta gráfica podemos observar cómo debemos actuar al enfrentar los diferentes eventos y circunstancias de nuestra vida. Debemos pensar, observar, reflexionar y por último reaccionar, que es cuando nuestras emociones entran en juego. No debemos accionar o reaccionar sintiendo sin reflexionar  y observar.

Traigo este tema porque nosotras como mujeres tendemos a ser muy emocionales y actuamos por lo que sentimos y percibimos y no por la realidad. Debemos filtrar lo que sentimos por la verdad de Dios, tener cuidado con nuestras emociones porque nos pueden engañar y llevarnos a tomar decisiones y hacer cosas fuera de lo que es lo mas correcto. 2 Corintios 10:5 nos dice ¨Derribando argumentos y toda altivez que se levanta contra el conocimiento de Dios, y llevando cautivo todo pensamiento a la obediencia a Cristo¨. 

Cuando tomamos cualquier decisión debemos ir a la Palabra, preguntarnos: ¿Es bíblico lo que estoy sintiendo? ¿Dios se agrada en esto? ¿Esta decisión va conforme a la Palabra?, ¿conforme al Consejo de Dios? ¿Es para la gloria de Dios?, ¿Va a fortalecer mi carácter? ¿Voy a ser de bendición a otros?, ¿estoy obedeciendo la palabra con esto? ¿Es esto real o es una idea, fantasía o historia que me he ideado movida por circunstancias?

¿Cómo manejar los límites?

Nosotras como solteras debemos aprender a manejar los límites, saber como nos manejamos en los diferentes ambientes sin dejar de ser nosotras. Tenemos que estar conscientes  que ser solteras con más de 30 años, es una edad donde estamos muy sensibles y vulnerables y en la cual nuestra sexualidad está bastante elevada.

Cuando manejamos los límites adecuadamente, es muy probable que no nos lastimen fácilmente. Debemos tener cuidado con los hombres casados, no es lo mismo sostener una conversación amena, abierta e interesante con una hermana casada o hermana soltera o con un soltero, que con un hombre casado (sea pastor, líder o un simple hombre de carrera). Nuestros límites deben ser claros, precisos y concisos, respetando a los hermanos y hombres en sentido general, respetándonos a nosotras mismas y guardando nuestra dignidad.

Es muy importante saber entrar y salir en los círculos con cautela y como mencioné anteriormente, reconociendo nuestra verdadera identidad y el estado en el que nos encontramos, el cual es hermoso ante los ojos de Dios y debe ser hermoso para nosotras.

Veamos algunos principios bíblicos de mujeres solteras que fueron cautelosas y prudentes en su andar. 

Rebeca:

Mostró servicio, decoro, hospitalidad, hacia el criado de Abraham y lo introdujo a su familia inmediatamente. Leer Génesis 24. Ella era una soltera diligente. Dice Génesis 24:21 que el criado estaba maravillado de ella.  

Ruth la Moabita:

Mostró prudencia, discreción, dignidad, fue muy trabajadora. Se manejó con prioridades, fue sujeta a su suegra, no era entrometida, no era coqueta ni se puso en búsqueda de marido en la ciudad. La historia nos indica que no era una soltera que estaba en los medios. Esperó el tiempo de Dios para recibir su esposo, y se llevó del consejo de su suegra todo el tiempo. Leer Rut 2.

Si no contamos con unos padres maduros espiritualmente, sino contamos con nuestros padres porque han fallecido, están divorciados y viven fuera del país, oren a Dios que les provea de una hermana madura y probada en el Señor que pueda ser la confidente de ustedes o que sea como esa madre que ustedes no tienen, les aseguro que si no la tienen y se la piden a Dios, El se la concederá.

Martha y María las Hermanas de Lázaro:

Fueron mujeres solteras que procuraron siempre servir, servir al señor Jesucristo. Una preparaba los alimentos y el hospedaje y María dice en los evangelios, que estaba a los pies del señor. Ellas le dieron a Jesús lo mejor de ellas, su tiempo, su atención, su servicio y su amor.

El apóstol Pablo nos dice en Tito 2:5 que las mujeres jóvenes deben ser “prudentes y castas, cuidadosas de su casa, buenas”. Que las mujeres mayores enseñen a las más jóvenes estas cosas. Esto fue escrito para nosotras hermanas.

Existe una línea muy fina en lo que es el ser simpáticas, abiertas, agradables y ser coquetas. Debemos tener cuidado y orar que Dios nos llene de su preciosa gracia para vivir cada día como El quiere bajo sus principios y viviendo agradándole,  gozosas y esperando en El siempre.

4)LUCHAS PROFUNDAS QUE ENFRENTAN LAS MUJERES SOLTERAS

Aunque crecí en el Señor y en el seno de la iglesia, no he sido exenta de las luchas normales de muchas solteras, sí debo reconocer que la Soberana Gracia de Nuestro gran Dios ha sido fiel en guardarme. Conversaba recientemente con una hermana, ella compartía conmigo parte de su vida; me decía que en su vida mundana ella tenía algunos desordenes en cuanto al guardarse pura. Pude testificarle que Dios me ha guardado hasta ahora desde que hice un pacto delante de El de pureza, un pacto con mis ojos y con mi corazón, eso no significa, como he mencionado anteriormente que no hayan venido las tentaciones, las luchas profundas. Esta hermana con la que compartía es una hermana casada y la verdad que al conversar acerca de cómo las solteras debemos guardarnos ella quedó impresionada cuando le manifesté acerca de algunas luchas profundas que tenemos las solteras en cuanto a la pureza, los pensamientos y ciertos deseos. Ella se casó joven y no ha tenido que pasar por la falta de tener un esposo a la edad de los 30 años. Ella se sorprendió porque entendía que las solteras no teníamos ciertas luchas. Le dije que sí, y mucho.

Yo puedo testificar una vez más, que aunque he pasado por soledad, por desiertos, por diferentes crisis y ciertos cambios en mi vida, Dios ha sido fiel en guardarme, en preservarme, yo te puedo decir hermana que soy una mujer soltera joven muy amada del Señor y tú lo puede ser también y seguro que lo eres, ríndete al Señor, habla con El y entrégale tus ansiedades, tus necesidades, tu vida, esa lista que te invité a hacer al principio del capítulo, ríndela una y otra vez al Señor y veras cambios grandes en tu vida. Recuerda “DIOS ES FIEL”

No me avergüenzo de haberle entregado mi vida al Señor en los primeros años de mi vida, no me arrepiento de estar en sus caminos y ahora con toda seguridad te digo no me siento mal de los grandes límites que Dios me ha puesto y que me están rodeando para guardarme, porque sé que soy muy amada del Señor. Tú lo eres también. Recuerda, todo lo que hace el Señor tiene un propósito y es bueno, aunque no le veamos y sintamos así. Es bueno. Confiemos, descansemos en Dios, el es fiel.

VEAMOS ALGUNAS LUCHAS QUE ENFRENTAN Y SUFREN LAS SOLTERAS

•Una de  las luchas que enfrentan las mujeres es el asunto de la edad. No quieren decirle la edad a los demás porque nuestra cultura rechaza y no toma en cuenta las solteras de 30 a 45 años. Es como decir, esta no es tan valiosa, no tiene mucho que dar, no luce tan lozana, tan fresca, ya se le ha pasado su tiempo o se le está pasando. Muchos grupos de hermanos y parejas no se detienen a pensar en las solteras con amor, con misericordia, con reconocimiento de que son hermanas que han luchado para llegar a donde están con la Gracia, pura Gracia de Nuestro Dios.

Debemos cuidarnos y entender nuestra condición, leer acerca de nuestra edad y cómo sentimos a la edad que tenemos, debemos conocernos bien, emocional y biológicamente, debemos hacer el esfuerzo por conocernos para podernos ayudar a nosotras mismas y ayudar a otras.

Nosotras debemos cuidar nuestros ojos y hacer pactos con Dios, tener cuidado de las revistas que leemos, las películas que alquilamos, las conversaciones que sostenemos en grupos, debemos cuidarnos de los libros que compramos, los lugares que visitamos.

Esfuércense en ser diligentes en cuidarse, mientras escribo estoy en oración constante por todas las hermanas que podrán leer este material y continúo haciendo pactos con Dios, ¿quién más para entendernos y sostenernos con su poder que Dios? Dios es fiel.

•Las solteras luchan también con la conmiseración, hay momentos en que las solteras tienden a sentir pena y lástima por ellas mismas. Se preguntan y se dicen, no valgo mucho, no he logrado nada en la vida, me quedaré sola, nadie me va a querer, se me está pasando el tiempo, no tengo algo propio para mí, no tengo hijos, no me he podido casar. Esas son mentiras que el maligno aprovecha para desanimarnos. Este es un buen tiempo para llenarnos de todas las promesas que Dios nos presenta en su Palabra.  Veamos quien es nuestro gran esposo en Isaías 54:4-5 “No temas, pues no serás confundida; y no te avergüences, porque no serás afrentada, sino que te olvidarás de la vergüenza de tu juventud, y de la afrenta de tu viudez o de tu divorcio (añadido por la autora), porque tu marido es tu Hacedor: Jehová de los ejércitos es su nombre: y tu Redentor, el santo de Israel.

•Las solteras también enfrentan luchas cuando todas las amigas cercanas, sus primas y sus hermanas se comienzan a casar o ya se casaron. Las solteras tienden a llenarse de temor y a menospreciarse, en otras ocasiones se deprimen y hay que ver si en el fondo hay envidia, eso es falta de reconocer la soberanía de Dios para nuestras vidas. Debemos tener presente que el hecho de que nuestras amigas y hermanas se casen, no significa que son mas encantadoras que nosotras, que tuvieron más suerte, que son mejores o pudieron conquistar a la persona con quienes se casaron, debemos recordar la Soberanía de Dios, como mencioné anteriormente. Dios quiere santificar a nuestras amigas y hermanas con el matrimonio y a nosotras nos quiere seguir santificando en nuestro estado de soltera y va a llegar ese momento en que Dios decidirá y nos enviará a la persona adecuada, si es su voluntad,  pero debemos tener presente que es en el tiempo de Dios y con la persona adecuada, bajo las reglas de Dios, siempre tomando en cuenta los principios de Dios. Dios es fiel.  Y si no le place a Dios bendecirnos con un esposo, debemos tener paz y confiar en Dios, el sabe por qué hace todas las cosas.

Hermanas, otra vez les digo, mientras escribo estoy orando por mí y por todas las solteras que conozco, y las solteras a quienes llegará este material y es mi deseo que ustedes sean alentadas, llenas de gozo y paz. Recuerden DIOS ES FIEL Y PERFECTO, El no nos segrega. Recuerden que “Toda dádiva y todo don perfecto, proviene de lo alto”, de los cielos y de parte del Señor, no tenemos que hacer diligencias, debemos esperar, estar dispuestas, abiertas, en actitud de oración, con gozo y disponibles, en paz y preparadas, no sabemos el tiempo de Dios. Recuerdan la parábola de las diez vírgenes: Dice el texto en Mateo 25:1-13, que cinco fueron prudentes y cinco insensatas; seamos como esas cinco vírgenes prudentes, que tomaron aceite en sus vasijas conjuntamente con sus lámparas. Ellas no sabían cuando vendría el esposo, pero estas cinco vírgenes estaban preparadas, fueron diligentes y prudentes, aunque cabecearon y se durmieron por un instante, estaban listas, sin ansiedad, sin preocupación, se sentían seguras y cuando llegó el esposo lo pudieron recibir. 

•Las solteras luchan también con la incredulidad. A aún a pesar de conocer la Palabra, de asistir a la iglesia regularmente, participar en estudios y tener tiempo de oración con otras mujeres. Muchas hermanas no le creen a Dios. Hermanas creámosle a Dios, confiemos plenamente en El. El es fiel.

Cuando te sientas agobiada, arrodíllate, ora y clama al Señor, habla con Dios, llénate de Su Palabra, de sus promesas. No te descuides en tu devoción a Dios. ¿Qué cosa no es posible para Dios? No hay nada imposible ni difícil para Dios. El todo lo puede. RECUERDALO.

•Las hermanas solteras con más de 30 años tienen gran lucha con la soledad, ya que no existen grupos específicos donde las solteras con los mismos intereses, se junten para hablar, para hacer un proyecto juntas, para confiarse y ayudarse una a la otra. Existen programas de jóvenes universitarios y con menos de treinta años, grupos de parejas, programas para adolescentes, pero existen muy pocos grupos de apoyo para las hermanas solteras, eso es una gran carga para mí, siempre oro por las hermanas solteras y les animo a que puedan iniciar programas en sus iglesias, sea de manera formal o informal, pero inicien.

•Muchas mujeres casadas cuando solteras se acercan, son agradables y gentiles con las solteras, pero muchas veces no las reciben con el amor que deben recibirlas, las solteras con más de 30 años siempre son segregadas, marginadas, desahuciadas, son muchas veces temidas. Hermanas Dios no segrega a nadie y todas somos criaturas de Dios. Oremos por esas hermanas que cuando nos acercamos nos hacen sentir así, tal vez no es su intensión y no sabemos por lo que esas hermanas están pasando.

•Hay lucha con la competencia entre las mismas solteras adultas, muchas veces no pueden consolidar una amistad saludable y que perdure como grupo por mucho tiempo, por la competencia entre ellas mismas. Hermanas, nuestra competencia debe venir de Dios, es Dios quien hace todas las cosas y las permite, no compitan, ámense, búsquense una a la otra, oren la una por la otra, Dios es bueno. No hay porqué competir, lo que Dios tiene para uno es de uno, y siempre ocurrirá lo que Dios quiere. No le demos lugar a la compendia maliciosa, ni a la distancia, recuerden la unión hace la fuerza. Un grupo de hermanas solteras maduras pueden hacer mucho más que una o dos hermanas solas.

•Las solteras tenemos muchas luchas porque tenemos la presión de los grupos, de la iglesia, la presión del mundo, de nuestra propia familia. Muchas, por no decir la mayoría, piensan que la vida es solamente tener un esposo y una familia, eso es una mentira, Dios creó al hombre y a la mujer y constituyó la familia desde el principio de la creación, pero si estamos solteras, es porque Dios nos tiene en ese estado. Procuremos la Gloria de Dios en nuestra soltería y descansemos en El, cuando tengamos presión externa de otros, en amor, hablemos con los hermanos y exhortémosle para que en lugar de presionarnos nos animen y oren por nosotras.

•Muchas veces las solteras desean tener lo que las casadas tienen, cuidado con la envidia. Recordemos este mandamiento en Éxodo 20:17 “No codiciarás la casa de tu prójimo, no codiciarás la mujer (el hombre) de tu prójimo (a), ni su siervo o sierva, chofer, ni su criada, ni su buey, ni su asno, ni cosa alguna de tu prójimo”.

•Otra lucha que tienen las solteras es la falta de discreción. Hermanas cuidado con nuestras emociones y lo que decimos, debemos tener una o dos personas a las que le rindamos cuenta y cuando estamos pasando por esas fuertes luchas vayamos de rodillas a nuestro Dios, derramemos nuestro corazón delante de El y hagamos una cita con esa hermana madura para hablar y orar juntas. Me encanta decir, llénate de la Palabra de Dios. Cuidémonos de hablar con todo el mundo. No debemos abrir nuestras más intimas luchas y emociones a todo el mundo.

•Otra gran lucha y tentación que tenemos las solteras es el involucrarnos en cualquier ministerio y llenarnos de actividades, cuando venimos a ver estamos convertidas en mujeres activistas. El involucrarnos sin objetivo en cualquier actividad, enredarnos fácilmente en cualquier negocio no es lo mejor. El llenarnos de muchas actividades es un tipo de tentación.

Debemos sentarnos y evaluar, orar y preguntarnos cuando nos llega ese tipo de tentación de activismo, ¿por qué quiero entrar a ser parte de esa actividad?, ¿por qué quiero involucrarme?, ¿Dios quiere eso de mí ahora?, para qué y por qué lo quiero hacer?¿ Esto serà para la Gloria de DIOS?, yo creceré espiritualmente?,¿ seré de bendición a otros?, ¿ no me sacará de foco?, ¿no me llevará a ser indisciplinada y a descuidar mis prioridades?, ¿no faltaré a mis compromisos prioritarios?.

Para hacernos todas las preguntas anteriores, debemos estar enfocadas y saber hacia dónde nos dirigimos. Saber lo que somos, que quiero y por qué hago lo que hago. En muchas ocasiones nos llenamos de ansiedad, no sabemos esperar y lo más fácil es enrolarnos en muchas actividades, eso es una forma de escapar, eso se llama escapismo de la realidad y comenzamos a vivir la realidad de otros. Esto es muy sutil y muy cierto, cuidado con eso. 

5)  ¿EN QUE COSAS DEBES DE INVERTIR?

Al evaluar y examinar mi vida, aun con mis debilidades,  he visto la gracia de Dios desarrollarse en mi vida una y otra vez.

En una de sus prédicas mi pastor decía que Moisés fue un hombre de crisis. Al recordar su vida y leerla una y otra vez en la Biblia confirmo que así fue. José también fue un hombre de crisis.

Como  mujeres no solamente estamos para aprender de las mujeres de la Biblia, sino también debemos aprender de las crisis que pasan los hombres que fueron usados por Dios. De alguna manera su mensaje no es exclusivo para los hombres, sino también es para nosotras las mujeres.

Dios quiere que nosotras seamos mujeres castas, prudentes; que nuestro carácter sea firme y fuerte, como el de la mujer de Proverbios 31. El dejó ejemplos de mujeres de fortaleza y dignidad y quiere que seamos Danielas, Josefas, Moisesas, Saras, Marías, Martas, Abigailes, Estheres,  Ruthes, a Dios le importa nuestro corazón, nuestro carácter independientemente de  las circunstancias.

Mi vida ha sido también una vida llena de crisis, he pasado por una depresión, he pasado por una crisis económica, crisis de convicciones, y aun a pesar de todo eso he podido ver la mano invisible de Dios sosteniéndome en toda circunstancia, siendo fiel y obrando para que todas las cosas ayuden a mi bien. Aunque también me he sentido sola muchas veces, no lo puedo negar, Dios ha estado ahí y me ha sostenido; siempre enviando a las personas adecuadas llenas de su gracia y poder para sostenerme cuando he comenzado a caer. Dios no ha permitido una caída en mí, aunque he estado a punto de resbalar El ha extendido sus alfombras delante de mí. Me he dado cuenta que una cosa que me ha sostenido por sobre todas las cosas es el tiempo que he invertido en Dios a lo largo de mi vida. Y yo te puedo decir con certeza que Dios es fiel. El no te permite hacer lo que tú quieres, El quiere que seas y que hagas lo que El quiere, en su tiempo, lo ha hecho conmigo y muchas veces he pedido perdón de  rodillas porque por hacer lo que quiero y he fallado y cometido muchos errores. Haz lo que solamente Dios te pide y en su tiempo.

Dios me ha permitido estudiar en un seminario cristiano, memorizar las escrituras constantemente, meditar en ellas, estar en el instituto bíblico, trabajar en ministerios que aún se mantienen;  he podido invertir con amor en la gente y Dios ha sido muy fiel.

Doy este testimonio porque me  he dado cuenta que cuando invertimos en el Señor  nunca nos falla,  aun a pesar de las crisis y soledad por la que estemos pasando o podamos pasar. Dios es fiel. Lo que somos en la soledad con Dios, El lo sacará a relucir en nuestras pruebas.

Yo te animo hermana a invertir para la eternidad, lo que inviertes en el Señor,  en la iglesia y lo que inviertes para llenar tu alma de Dios es lo que perdura y es reconocido en los cielos y también aquí en la tierra.

Para puntualizar lo anterior  te recomiendo:

1)Inviertes en el Señor, comprando libros para tu crecimiento personal.

2)Saca tiempo para orar a solas y para orar en grupo.

3)Invierte sacando tiempo para memorizar las escrituras y meditar en ella.

4)Invierte ofrendando para los ministerios de tu iglesia. Para hacerlo no tienes que  tener mucho dinero, da lo que tengas y lo que puedas, ya que eso  es de gran valor para Dios. Dios  ve  la intención de tu corazón.

5)Invierte en alguna misión específica

Otras cosas en las que puedes invertir.

1)Una carrera afín de tu condición de mujer

2)Puedes servir a Dios sirviendo a la sociedad a través de tu vocación o llamamiento y a tus talentos.

3)Invierte en un inmueble; no necesitas casarte para hacer ciertas inversiones financiadas

4)Invierte en un automóvil.

5)Invierte ayudando a otras.

6)Invierte en tu familia, dando apoyo moral, dando amor, sirviéndoles, dándole testimonio sin imponerte

6) ¿POR QUÉ UNA JOVEN CRISTIANA NO DEBE ENDEUDARSE?

Yo he pasado por un período de 2 años muy difíciles donde malas decisiones y algunas circunstancias adversas me llevaron a endeudarme. Salir de las deudas no es un asunto fácil. Es fácil entrar en deudas,  muy fácil,  pero difícil salir. Bíblicamente las deudas son consideradas una maldición, veamos Deuteronomio 15:6 “Ya que Jehová tu Dios te habrá bendecido, como te ha dicho, prestarás entonces a muchas naciones, mas tú no tomarás prestado; tendrás dominio sobre muchas naciones, pero sobre ti no tendrán dominio”.

Si por malas decisiones te ves envuelta en grandes deudas, lo primero que debes hacer es organizar tu lista de deudas y detener las compras. Debes hacer un plan para pagar a tus corredores. Es bueno que hables con cada uno de ellos de manera personal y les expliques tu situación para que te puedan entender y ayudarte. Haz el compromiso de pagarles en cuanto puedas tener los ingresos para iniciar a saldar.

Hablemos un poco de nuestras motivaciones

El mundo es muy demandante y exigente y el materialismo ha tocado la puerta de nuestros corazones muy fuertemente y está llenando nuestra mente.

¿Por qué gastamos  tanto, que gastamos hasta lo que no tenemos? ¿Por qué nos esforzamos en trabajar tanto hasta desgastarnos?

¿Por qué la competencia material, las marcas han llegado a nuestra iglesia, a nuestras vidas y queremos tener hasta lo que no podemos?

Dios nos demanda orden en nuestras vidas y que estemos contentas con lo que tenemos.

Nosotras no valemos por las cosas que tengamos, las riquezas, nuestra belleza, y cuidado físico, valemos por lo que somos y por lo que hay en nuestro corazón. Por años se ha hablado de esto y aparece  en las escrituras pero actuamos como si nunca hubiéramos oído al respecto. Dios desea que primeramente le glorifiquemos, que estemos contentos con lo que tenemos, con lo que El nos ha dado, a Dios le interesa nuestro carácter, nuestro corazón. Somos ricas y hermosas cuando nos esforzamos en ser mujeres conforme a su corazón cuando atesoramos tesoros para la eternidad. Como solteras, no significa que no trabajemos; debemos trabajar y prepararnos académicamente, prepararnos para ser mujeres de hogar.

Nuestro foco no debe ser el foco de las mujeres de este mundo, una gran mentira que hemos adaptado. Nuestro foco es la gloria de Dios, aprovechando nuestro tiempo, invirtiendo  para El. Romanos 12:2 nos dice “No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta”.

Les animo a ser mujeres de forma y sustancia, no vacías ni huecas, esto tiene un costo, pero vale la pena. Somos hermosas ante los ojos de Dios cuando nuestra vida es regida y está ordenada conforme a los principios y convicciones y las prioridades de Dios. Busquemos eso y recibiremos libertad y bendición.

7) ¿COMO TE MANEJAS EN CONSEJERÍA?

El balance es lo que nos va a determinar como mujeres sanas, maduras Escuchar la dirección y el consejo de otros es el medio que Dios utilizará para hablarnos.

Dios usa Su Palabra, la oración y las circunstancias. Dios también usa la soledad. Sí el usa la soledad para hablarnos directamente y para que tengamos un encuentro especial con el, para indicarnos el camino que debemos tomar.

Dios usa la soledad y el desierto para hablarnos, para llamarnos a hacer lo que El quiere que hagamos, Dios usa el desierto para  mostrarnos nuestras debilidades y sacar lo feo, malo y lo peor de nosotras, de nuestro corazón. Dios se complace en crear impactos en nosotras. Como lo hizo con Elías, Moisés y otros hombres y mujeres de la Biblia.

El sabe sacarnos al desierto para poner todas nuestras cosas en stop. El sabe poner todas nuestras cosas en espera para el encargarse de ordenarlas de acuerdo a su voluntad, para bien de otros y para nuestro propio bien.

El buscar consejo es muy importante y Dios nos lo manda en Su Palabra, pero El no quiere que lo ignoremos a El, El quiere que dependamos de El y evaluemos el consejo. Debemos tener cuidado de no crear dependencia de los demás, ni procurar hacer todo lo que los demás nos dicen inmediatamente. El consejo que Dios quiere que busquemos es para hallar claridad en el consejo, no podemos vivir con los consejos de otros ni las ideas de los demás. Busquemos el consejo de Dios, el consejo en la Palabra de Dios, busquemos el consejo en consejeros cristianos y hermanos probados y oremos, meditemos, reflexionemos y veremos que Dios nos mostrará la decisión que debemos tomar.

La consejería no es para crear dependencia, es para ver con más claridad el asunto que nos está llevando a consejería y analizar nuestras circunstancias.

¿Para qué Dios estableció la consejería?

Veamos algunas citas bíblicas:

Salmo 1:1ª y 2 “Bienaventurado el varón o mujer que no anduvo en consejos de malos. Sino que en la ley de Jehová está su delicia, Y en su ley medita de día y de noche”.

Proverbios 4:13 Retén el consejo, no lo dejes; Guárdalo, porque eso es tu vida.

Proverbios 12:15 El camino del necio es derecho en su opinión; mas el que obedece al consejo es sabio.

Proverbios 3:21 Hijo mío, no se aparten estas cosas de tus ojos; Guarda la ley y el consejo.

Proverbios 15:5 El necio menosprecia el consejo de su padre, Mas el que guarda la corrección vendrá a ser prudente.

Isaías 25:1 Jehová, tú eres mi Dios; te exaltaré, alabaré tu nombre, porque has hecho maravillas; tus consejos antiguos son verdad y firmeza.

Jeremías 7:24 Y no oyeron ni inclinaron su oído; antes caminaron en sus propios consejos, en la dureza de su corazón malvado y fueron hacia atrás y no hacia delante.

Dios estableció el consejo y los consejeros para que busquemos consejos y para que nos vaya bien, para que otros nos ayuden a enfocarnos adecuadamente y nos ayuden a ver aquellas cosas que no vemos con claridad por nosotras mismas.

Nuestro principal y primer Consejero es Nuestro Señor: Isaías 9:6  “Porque un niños nos es nacido, hijo nos es dado, y el principado sobre su hombro; y se llamará su nombre Admirable, Consejero, Dios Fuerte, Padre Eterno, Príncipe de Paz”.

Dios nos instruye en su Palabra acerca del buscar y llevarnos del consejo. El nos llama a atender a su voz a través de la oración, de Su Palabra, a través del consejo de otros. El desea que derramemos nuestro corazón delante de El. Que nos llevemos del consejo, que le obedezcamos. Dios es muy sabio y FIEL.

¿A quienes tenemos como consejeros?

A los pastores, quienes nos aconsejan no solamente en citas pastorales, sino también cuando traen el mensaje y el consejo de Dios a través de la predicación de la Palabra y a través de los estudios bíblicos en la iglesia.

A nuestros padres – sean nuestros padres como nosotros queremos a no, y si no son cristianos, debemos comentarles las cosas de cualquier manera, por respeto. Si nuestros padres no han alcanzado madurez espiritual o el conocimiento intelectual que hemos alcanzado nosotros, de igual modo debemos hacerlos participantes de nuestras decisiones.  Pero saben, por eso Dios abrió un abanico de opciones para buscar consejo, hermanos maduros en la fe, parejas casadas, maestros cristianos y maduros, consejeros cristianos, hermanas maduras y probadas en la fe. Recuerda Tito 2:3-7

Nosotras como mujeres no debemos acudir a cualquier persona para buscar consejería. Debemos acudir a personas discretas, que tengan un corazón para Dios, que sepamos que no nos van a cerrar sus puertas y que no van a usar las informaciones que les demos en contra de nosotras.

Es muy bueno y saludable que las iglesias tengan un programa de consejería que esté formado por el pastor, hombres y mujeres probadas y maduras en el Señor e instruidos en la Palabra, que puedan servir de soporte al ministerio y que las mujeres puedan estar disponibles para hablar con las solteras de sus temas e inquietudes más profundas. Recordemos Tito 2:3-7. Este es uno de mis textos favoritos. Quién mas que una mujer madura para entender a las más jóvenes.

Los pastores son llamados a guiar sus ovejas, a alimentarlas, a identificarse con ellas y con su dolor, a cargar con ellas cuando sea necesario, a pelear por ellas, a observarlas, a trabajar con ellas. Un pastor puede bien hacer todo eso desde el púlpito y a través de un consejo de mujeres preparadas y entrenadas que sirvan de apoyo a las solteras. Las solteras necesitan de otras mujeres que las acompañen en su proceso y proyecto de vida.

Las mujeres por naturaleza somos tiernas, sensibles, frágiles y nuestra naturaleza es diferente a la de los hombres, y qué mejor que otra mujer que ha sentido lo mismo para acompañarnos, otra mujer que se siente con nosotras a conversar acerca de nuestras necesidades más profundas como mencioné anteriormente.

No quisiera terminar este tema sin antes mencionar la independencia. La Biblia es muy clara en cuanto al pedir consejo, en cuanto a dejarnos guiar como mujeres. Debemos tener cuidado con la independencia. El balance correcto es lo mejor, no dependencia de los demás ni de las cosas, pero tampoco una independencia que nos lleve a aislarnos, ya que la línea entre la independencia y la simpleza es muy fina, el simple todo lo cree, hace las cosas por sí mismo, no se lleva de consejos, no busca consejo, se cree autosuficiente, mientras que el prudente resulta ser todo lo contrario, es una persona que sabe manejar el balance correcto de dependencia de otros, sabe pedir consejo sin ser dependiente de los demás, sabe ser dependiente de Dios absolutamente y no es autosuficiente.

8)EL RECURSO DE LA CONSEJERÍA

Con gran clamor al Señor y con todo el respeto que los pastores se merecen y tienen de mí, me permito escribir acerca de este tema.

Conocí una hermana que creció en el seno de un hogar, que aunque tenía sus dificultades y conflictos como familia, sus padres siempre permitieron que ella creciera en el seno de la Iglesia. Eso no la hacía a ella mejor que otras hermanas que estuvieran en el mundo antes de ser cristianas, pero sí la hacía privilegiada porque Dios la guardó del mundo y más tarde la salvó de una condenación eterna.

Desde que  la  conozco, esta joven siempre ha tenido una fuerte inclinación hacia el servicio para el Señor y ha tenido la dicha desde muy joven de poder hacer muchas cosas para El.

Su deseo de servicio siempre la llevaron a anhelar un esposo que también sirviera al señor, y tuviera un corazón para el, pero Dios en su soberanía no le ha concedido un esposo, ella sigue permaneciendo soltera.

Las solteras deben tener cuidado de sus deseos, sus anhelos y cuando van a consejería tener mucho cuidado de no cruzar los límites ni las líneas que Dios desde el principio ha establecido.

Como solteras debemos cuidarnos y cuidar nuestros corazones, Proverbios 4:23 dice “Sobre toda cosa guardada, guarda tu corazón; porque de el mana la vida”.

Nosotras poseemos muchos recursos que Dios nos ha dado para manejarnos en consejería y cuando necesitemos de ayuda y apoyo:

•Su palabra

•Buenos libros cristianos

•Parejas maduras en el señor.

•Mujeres mayores y maduras en el Señor en nuestra iglesia

•La oración individual y en grupo

•Los pastores

Verdaderamente Dios no  nos ha dejado solas,  aunque así nos sintamos muchas veces.  Dios está con  nosotras; somos esas ovejitas tiernas, que Dios cuida y nos tiene como a las niñas de sus ojos. Guardémonos, seamos cautelosas, descasemos en el Señor, esperemos en él, no esperemos que el pastor nos resuelva todos nuestros problemas y necesidades, ayudémosle a que ellos hagan su parte de manera fiel y que glorifiquen a Dios y hagamos nosotras lo que debemos hacer, sin dependencia. Dios es fiel. Nuestro Dios es el verdadero Pastor de nuestras almas.

Las ovejas tiernas no deben tenerle miedo a sus pastores, pero sí respeto.

Las ovejas son indefensas, asustadizas, temerosas, cualquiera puede lastimarlas. Solo Dios puede liberarnos del peligro y de cosas que nosotros no vemos, porque hay peligro que nosotros no vemos por ser cortas de vista. Por eso debemos tener nuestros ojos puestos en Dios el autor y consumador de nuestra fe y siempre mantenernos en constante oración.

9) COMO VIVIR UNA VIDA LLENA DE PRINCIPIOS

“Por la Gracia de Dios soy lo que soy y su gracia no ha sido en vano, para conmigo”  1 Corintios 15:10

Quiero iniciar hablando de lo que son los principios:

¿Qué son principios? Los principios son la base de nuestra vida que nos ayudan y nos llevan a vivir regidas por aquellas reglas que nos permiten manejarnos con límites. Esos límites nos llevan a vivir una vida llena de moral.

La Biblia está llena de principios que nos ayudan a tomar las decisiones correctas y nos dan la claridad que necesitamos al vivir nuestra vida en el día a día.

¿Qué son convicciones? Las convicciones son las creencias Bíblicas que trabajan en nuestro carácter, nos convence acerca de lo bueno y lo malo y es lo que nos ayuda a estar firmes y constantes. Las convicciones son las creencias que nos llevan a un convencimiento claro y firme. Eso es lo que Dios quiere cuando nos exponemos a la Palabra, la cual está llena de principios y convicciones.   Los principios renuevan nuestra mente. Romanos 12:1-2 nos dice “Así que, hermanos, os ruego por las misericordias de Dios, que presentéis nuestros cuerpos en sacrificio vivo, santo, agradable a Dios, que es vuestro culto racional

No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta”. 

Los principios y las convicciones son como un lente compuesto por ambas partes y nos ayudan a vivir la vida viéndola bajo esos lentes. Un cristal son los principios y el otro cristal son las convicciones.

¿Porque son tan importantes los principios y las convicciones en nuestra vida para que nos sirven?

Veamos Salmo 19-104-105 nos dice  “De tus pies he adquirido inteligencia, Por tanto, he aborrecido todo camino de mentira.

Lámpara es a mis pies tu Palabra y lumbrera a mi camino”,

Cuando nos apropiamos de los mandamientos de Dios, y no me refiero a los diez mandamientos sino a todos esos mandamientos de que está llena La Palabra de Dios y que quiere que cumplamos, esos mandamientos nos ayudan a tomar las decisiones cada día y en cada área de nuestras vidas. Al llenarnos y apropiarnos de ellos, con seguridad que seremos llenas de inteligencia. Obedezcamos sin llenarnos de ansiedad. Descansemos en Dios y esperemos en El.

El Salmo 119:100 también nos dice la gratificación que recibiremos si guardamos los mandamientos de Dios, aunque seamos jóvenes, Dios nos dice que recibiremos entendimiento más que los mayores. Tenemos en la Palabra lo que necesitamos cada día para obrar en todas nuestras áreas de la vida.

Sin principios una persona no puede vivir una vida cristiana que agrada a Dios de manera saludable.

Vivir una vida llena de principios no es tarea fácil, ya que vivir por principios y convicciones firmes va muy en contra de la corriente natural de nuestra época actual y ha sido así en todas las épocas, los principios son totalmente opuestos a las ideas del mundo. Debemos hacernos el propósito de ir a la Palabra para tomar cualquier decisión y buscar aquellos principios por los cuales debemos regirnos. En este libro estamos hablando de la soltería y hemos visto muchos ejemplos Bíblicos.  Aplicamos los principios, cuando no nos dejamos presionar por los demás y sus ideas, cuando nos movemos mentalmente de manera diligente y buscamos ver qué nos dice Dios, cuál es el principio que debo aplicar en las diferentes situaciones que se nos presenta diariamente, es decir, el día a día.    

Vivir una vida llena de principios requiere una disposición del alma y una disposición con nuestro carácter, que se reflejará  en nuestras relaciones personales, en nuestros ministerios, en nuestras actividades, nuestro trabajo y en nuestra vida diaria.

Una mujer piadosa y disciplinada que quiere vivir una vida llena de principios, va a luchar por deshacerse de toda asociación, hábito y actitud que imposibilite la piedad en ella y el poder lograr como su meta personal, vivir una vida no solo llena de principios, sino de tener una vida por principios.

La Palabra de Dios es esa enciclopedia perfecta que Dios nos dejó, llena de mandamientos, promesas, principios, reglas, ordenanzas, historias, ejemplos, enseñanzas y otras cosas más, con las cuales podemos vivir nuestra vida.

Podemos estar llenas de la Palabra, pero sin la Gracia protectora de Dios no podemos aplicar los principios que El nos dejó para qué cumpliéramos su Palabra.

Todas las mujeres, solteras o casadas, necesitamos de la sobreabundante   Gracia de Dios y su ayuda para poder vivir por principios.

Hermanas, aunque somos enfrentadas por el mundo y muchas personas, aún de nuestras familias, quiero alentarlas, que las mujeres que no venden sus principios ni los regalan, van en vía contraria, pero se ganan por su perseverancia y constancia el respeto y admiración de muchos, aunque no nos lo digan ni nos lo expresen, pero que bueno que no buscamos la aprobación de los demás ni sus aplausos, sino buscamos el aplauso y aprobación del Señor.

No nos dejemos presionar por los demás, ni por las cosas del mundo, seamos disciplinadas, rindámonos a Dios y vivamos para El.   Dios siempre es y será fiel en preservarnos y cuidarnos, si permanecemos en El.

Recuerda, cuando no estamos separadas de Dios llevamos frutos,  y  lo que hacemos es por su pura Gracia. ¡Solo por Su Gracia! Sin la gracia de Dios no podremos cumplir nuestras metas, enfrentar nuestras luchas. Sin su Gracia no podremos vivir una vida llena de principios, sin su gracia no podremos enfrentar la soledad.

10) ¿ALGUNAS RECOMENDACIONES Y RECURSOS?

Procura el balance. No todo es trabajo, no todo es orar, no todo es ir a la Iglesia. Procura estudiar, recrearse, servir en un ministerio. Debes esforzarte en crear el balance y glorificar a Dios en esto. Déjame graficarte lo que podría ser tu vida.

Cristo debe ser el centro de tu vida, esta mesa tiene cuatro patas, Iglesia, Familia, Amigos significativos, y el trabajo. Veras que si en todo reflejas a Cristo y busca el balance perfecto,  tendrás equilibrio. Y SI TE FALLAN tus amigos, tu familia, si te quedas sin trabajo, si cambias de iglesia, CRISTO te sostendrá, el no te dejará. Pero sobre todo, la mano invisible de Dios estará contigo si tu vida está centrada El.

Veamos las  recomendaciones y recursos

1.De acuerdo a tus necesidades, actuales, te recomiendo que investigues sobre el proceso de tu cuerpo. Los cambios que estás teniendo y por qué sientes como te sientes y lo que sientes. Quiero resaltarte que después de los treinta es que la mujer está mas vulnerable, sensible, pero también más productiva sexualmente, es decir, que es una etapa que como solteras debemos cuidarnos.

2.Trata de juntarte con un grupo contemporáneo y que tenga tus mismos intereses.

3.Procura tener dos personas de suma confianza a las cuales les pueda rendir cuentas.

4.Haz una lista y escribe en tarjetas o fichas cuantas promesas puedas que se encuentran tanto en el Antiguo Testamento como en el Nuevo Testamento y crea tu propio archivo de promesas y personalízalas para ti. Trata de memorizarlas y meditar en ellas.

5.Procura leer libros de doctrina (Sana doctrina, puedes consultar con tus pastores o consejeros antes de comprarlos para que te recomienden) que llenen tu mente de verdades bíblicas y conocimiento. Te recomiendo hacer tu propio estudio personal de la Biblia y en un año puedes estudiar profundamente varios libros de la Biblia.

6.Te recomiendo compres un diccionario bíblico, una concordancia bíblica, un comentario de la Biblia, tanto del Nuevo como del Antiguo Testamento. Cuando compres estos recursos, saca un tiempo en la semana para estudiar y procura un lugar tranquilo y fresco para este tiempo tuyo de estudio personal. Recuerda, no todo es orar, debes combinar las dos cosas, Biblia y Oración y verás lo fortalecida que te sentirás

7.RECREATE. Puedes invitar a tus amigas a cenar, a tomar un buen desayuno, acompañado de testimonios, temas de interés, risas, etc., puedes también alquilar una película en tu casa o casa de una amiga y comparte con algunas hermanas, pueden hacer un forum después de la película y comentarla.

8. Puedes estar pendiente de los conciertos de la sinfónica de tu ciudad y anímate a ir.

9.Asiste a conciertos  musicales educativos

10.Crea el balance de tu vida espiritual y tu vida práctica.

11.Te recomiendo hacer un curso de finanzas, esto te ayudará a saber invertir, a no endeudarte, dar para el Señor lo mejor y muchas cosas más. Te recomiendo leer libros y ver videos acerca de cómo manejar las finanzas personales y familiares, esto te enseñará a hacer un buen presupuesto y saber cómo gastar.

12.Te recomiendo no leer novelas, ni ver películas románticas, ni de dramas amorosos, no participar en reuniones donde se manejen ciertos temas que puedan sensibilizarte como mujer en cuanto a tu vulnerabilidad sexual. Muchas veces las solteras se llenan de ansiedad por un esposo por lo que están sintiendo, pero ellas mismas se tientan, con novelas, películas, revistas, fotografías, y manejo de temas que no ayudan en su etapa de soltera, cuidado hermanas, llénense de la Palabra, de estudios de libros con temas de actualidad. Hagan un pacto con sus ojos y con sus oídos, guarden su corazón y su mente.

13.Si no tienes una biblioteca de libros cristianos que te apoyen, hazte como meta crear tu propia biblioteca, incluyendo libros de doctrina, crecimiento espiritual, vida cristiana, crecimiento personal, etc.

14. Soy partidaria de que existan grupos de mujeres que sirvan de apoyo a otras mujeres, sobre todo a las mujeres más jóvenes y solteras. Veamos una vez más cómo en Tito 2:3-5 Dios establece claramente que las mujeres casadas y más maduras en la fe instruyan a las más jóvenes y las solteras.  Dice: “Las ancianas asimismo sean reverentes en su porte; no calumniadoras, no esclavas del vino, maestras del bien; que enseñen a las más jóvenes, a ser prudentes, castas, cuidadosas de su casa, buenas, que sean prudentes”. Y si son jóvenes que se van a casar o que se casaron, que las enseñen a amar a sus maridos, para que la Palabra de Dios no sea blasfemada. 

15.Hazte un plan para memorizar las escrituras. Aquí te describo una forma para hacerlo

Plan de Memorización Intensiva

-Puedes hacer el plan por una semana (6 versículos). Comprar fichas 8 x 5 

-Debes tomar una hora fija del día para repetir tus versículos en un lugar tranquilo y libre de distracciones

-El memorizar, repasar y meditar la Palabra en cadena con otras personas, trabaja en renovar tu forma de pensar. No debes repetir los versículos mecánicamente, debes hacerlo con entendimiento.

-Piensa profundamente en cómo aplicar las verdades aprendidas en la memorización a tu vida.

-Medita en las verdades.

-Ora mientras memoriza

-Comparte y testifica a otras hermanas las bendiciones recibidas que el Señor te mostró a través de la memorización

-Puedes mantenerte memorizando todo el año, una semana promesas, otra semana mandatos que es lo mismo que mandamientos, otra semana bendiciones que recibirás si cumples sus mandamientos y Su Palabra, puedes sacar tiempo para seleccionar tus versículos. Más adelante te presento una lista de versículos muy apropiados con lo que puedes iniciar tus memorizaciones

Compártelo en tus Redes

Deja un comentario