Mirando 500 años atras:

Publicado el

La reforma protestante y por qué es importante para la investigación genealógica

Por Leslie Albrecht Huber

La Reforma protestante comenzó hace 500 años en 1517, cuando Martín Lutero publicó sus conocidas 95 tesis en la puerta de una iglesia en Wittenberg, Alemania. Con ese pequeño acto, Lutero causó una serie de eventos que cambió el curso de la historia. Para los genealogistas, ese acontecimiento en 1517 tiene importancia particular. La Reforma protestante también cambió la manera en la que se mantenían los registros. En este artículo, repasamos el movimiento que Martín Lutero comenzó hace 500 años y cómo afectó al mundo en general y en particular, la investigación de genealogía.

La Reforma

La Reforma protestante surgió por la frustración con la Iglesia católica, la entidad religiosa todopoderosa en ese tiempo. En sus 95 tesis, Martín Lutero, un profesor de la universidad local, enumeró sus desacuerdos con la iglesia Católica en cuanto doctrinas tales como la justificación (o cómo las personas logran la salvación), autoridad y la venta de indulgencias para absolver los pecados. La reacción fue inmediata. En cuestión de semanas las 95 tesis se habían difundido por todo Alemania. Dentro de meses, habían llegado a gran parte de Europa. Mientras tanto, otras personas se unieron a la causa; Ulrich Zwingli comenzó a dirigir el movimiento en Suiza y John Calvin en Francia. La Iglesia católica reaccionó con su propia contrarreforma. Parte de su respuesta fue una serie de reuniones conocidas como el Concilio de Trento. Desde su comienzo en 1545, este consejo reafirmó algunas doctrinas y prácticas de la Iglesia católica mientras que ajustó otras.

Los efectos de la Reforma protestante en la sociedad son asombrosos. Además del impacto obvio en la religión, la Reforma protestante también resultó en grandes cambios en el balance de poder en Europa. Desafió la autoridad de la Iglesia católica y del Papa mientras que fortaleció el poder de los gobernantes regionales. Cien años después, una de las guerras más costosas en la historia, la guerra de Treinta Años (1618-1648), tomó lugar a través de Europa. Fue causada por las divisiones religiosas que habían resultado debido a la Reforma. Algunos eruditos relacionan la creación de la educación pública, el aumento de alfabetización y el desarrollo del capitalismo en parte a la Reforma protestante. Para los genealogistas, uno de los resultados más importantes de la Reforma fue un aumento en el mantenimiento de los registros.

La religión y el mantenimiento de registros después de la Reforma

El comprender los acontecimientos religiosos procedentes de la Reforma nos ayuda a comprender el entorno religioso que existía para nuestros antepasados. En los años después de las 95 tesis de Martín Lutero, comenzaron a aparecer iglesias protestantes a través de las áreas de habla alemana del Sacro Imperio Romano y más allá. (El país de Alemania no existió hasta mucho después). La mayoría se apegaron a las enseñanzas de Martín Lutero y se identificaron como luteranas. La nueva religión se propagó y en poco tiempo la mayoría de Escandinavia se había convertido al luteranismo. Las creencias de Juan Calvino también ganaron terreno en los Países Bajos y algunos otros lugares.

Algunas parroquias luteranas en lo que hoy es Alemania, comenzaron a llevar registros en 1520, y algunos de esos registros han sobrevivido. Otras parroquias luteranas comenzaron a llevar registros en los siguientes años. Del mismo modo, la Iglesia de Inglaterra, que se formó en los 1530 cuando el Rey Enrique VIII terminó su relación con la Iglesia católica, también comenzó a llevar registros en ese periodo. Lamentablemente, la guerra de los Treinta Años causó devastación en todo Europa, destruyendo muchos registros con fechas anteriores a 1648. La Reforma también produjo un cambio en la forma de entender los acontecimientos inscritos en los registros eclesiásticos, especialmente los de matrimonio. Martín Lutero no creía que el matrimonio fuera un sacramento, contrario a lo que enseñaba la Iglesia católica. En cambio, él lo planteaba firmemente en el ámbito secular. Fue esta creencia en parte que condujo al mantenimiento más minucioso de registros a medida que el estado comenzó a tener más control sobre el matrimonio.

En la misma época, el Concilio de Trento revolucionó el mantenimiento de registros en la Iglesia católica. En 1564, el consejo decretó que se llevaran registros de matrimonio. Más adelante en 1614, el Ritual Romano, publicado por la Iglesia católica, declaró que los sacerdotes debían llevar cuatro registros, incluyendo los de bautismo y defunción.

El término de Paz de Westfalia, que terminó la guerra de los Treinta Años, reconoció oficialmente tres religiones: el catolicismo, luteranismo y calvinismo. Se le ofreció a cada príncipe el derecho de determinar la religión de su propio estado. El resultado fue que muchos lugares ejercían en gran parte una religión u otra. En lo que se convertiría en Alemania, por ejemplo, la mayoría de los estados del norte eran en gran parte protestantes mientras que los estados del sur se mantuvieron en gran parte católicos. El tratado de Paz de Westfalia declaró que a los cristianos de estos tres grupos les era garantizado el derecho de practicar su fe, aun cuando no era la iglesia que el estado había escogido.

Las personas que no pertenecían a una de estas tres religiones reconocidas, a menudo eran perseguidas. Estas personas no conformistas a veces se veían obligadas a huir de sus hogares, y a menudo no guardaban registros estándares en parte debido a que estos registros podrían proporcionar evidencia dañina si los encontraban autoridades hostiles.

Cómo encontrar y utilizar registros eclesiásticos

La mayoría de los genealogistas en busca de sus familias en Europa encontrarán que los registros eclesiásticos son el fundamento de su investigación. La razón es sencilla: los registros eclesiásticos a menudo preceden otras formas de registros, como el registro civil, y a menudo incluyen casi a todos. Debido a que la religión era tan estrechamente vinculada al estado, por lo general era opcional. Todos pertenecían a una iglesia y por lo general a la iglesia del estado. Esto significa que aun si tus antepasados eran campesinos pobres sin propiedad o posición de influencia, todavía se incluirían en los registros eclesiásticos. Los registros eclesiásticos contienen la información importante necesaria para encontrar a nuestras familias: fechas y lugares de nacimiento, matrimonio y defunción.

Los registros eclesiásticos son fáciles de encontrar en FamilySearch. Debido a que los registros eclesiásticos se mantenían a nivel local (por la parroquia), debes buscar bajo estas parroquias locales para encontrarlos. Visita el Catálogo de FamilySearch y busca por ciudad donde tu antepasado iba a la iglesia. En algunos lugares en Europa, la mayoría de las ciudades tenía su propia iglesia. En otros lugares, las personas de varias ciudades pequeñas se reunían para asistir a una iglesia. Obtén más información al leer el Wiki de FamilySearch para tu país. Ingresa el nombre del país y después busca las secciones de registros eclesiásticos e Historia de la Iglesia. La mayoría de los registros eclesiásticos en Europa occidental y un creciente número en Europa oriental se han microfilmado o digitalizado, y aquellos que aún no ha sido digitalizado, se están digitalizando a un ritmo de 1000 microfilmes por día.

Los efectos de la Reforma protestante alcanzaron muchas regiones. Causó cambios significativos a través de todo Europa, cambió la adoración religiosa para siempre, desafió el orden establecido y reorganizó los poderes políticos. Este año a medida que reconocemos su aniversario número 500, los genealogistas también podrían reflexionar en la manera que afectó su investigación.

Compártelo en tus Redes

Deja un comentario